Santa Cena. Parte 1 de 7. Origen de la Pascua.


        Ø Principio y fin de los símbolos.

Al iniciar este estudio sobre la Pascua Judía trataré de ser lo más directo posible a fin de no ocupar tiempo de más y esto por consideración al muy apreciable lector.
  •         En este primer capítulo usted aprenderá la diferencia que existe entre el antiguo pacto y su forma de culto basado en símbolos y el nuevo pacto basado en la presencia de Jesús sobre su iglesia.
Cuando comparamos el Antiguo Pacto con el nuevo, nos damos cuenta de lo diferentes que son sus ordenanzas de culto. Al ser el antiguo testamento y su contenido, solo 1sombra del Nuevo podemos entonces diferenciar la sombra o símbolo de lo real. Lo que por ser temporal y no estar cubierto de eternidad no solo estaría destinado a envejecer, sino también a desaparecer; y con ello todo el sistema de culto impuesto solo hasta 2el tiempo de reformar las cosas. Y tal como hace mención la epístola a los hebreos 3todas estas comidas, bebidas y abluciones eran pertenecientes al programa de culto Mosaico establecido bajo el Antiguo Pacto y por lo tanto condenadas a 4desaparecer. La razón divina es simple 5estando Cristo ya presente ¿Cuál motivo habría entonces para quedarse en la sombra de símbolos cuyo objetivo era solamente apuntar hacia la luz de lo verdadero? En otras palabras, todo el Antiguo Testamento y su sistema de culto basado en representaciones simbólicas sobre la obra redentora de Cristo habían alcanzado su cumplimiento en la muerte, resurrección y posterior establecimiento de su reinado sobre la Iglesia la cual es su cuerpo.


Hebreos 8.13Al decir: Nuevo Pacto, ha dado por viejo el primero; y lo que se da por viejo está próximo a desaparecer. 9.1Ahora, aun el primer pacto tenía ordenanzas de culto …Colosenses 2.16Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida ... o días de reposo, 17todo lo cual es sombra de lo que ha de venir. (Hebreos) 9.8dando el Espíritu Santo a entender con esto que aún no se había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que la primera parte del tabernáculo estuviese en pie. 9Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto, 10ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones (purificación ritual por medio del agua) impuestas hasta el tiempo de reformar las cosas. 11Pero estando ya presente Cristo. 10.14porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. 29¿Cuánto mayor castigo pensáis que merece el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?


1Colosenses 2:16. 2Hebreos 9:10. 3Hebreos 9:9,10. Colosenses 2:16. 4Hebreos 8:13. 5Hebreos 9:10,11.

Origen de La Santa Cena o Pascua Judía.
Ø Principio y fin de los símbolos.
  •         Aquí se explica el inicio de la Pascua o Santa Cena Judía, los elementos que la constituyen y la orden divina en cuanto a que “todo aquel que sea extranjero (no israelí) no debe participar de ella.” También se explica en forma resumida la razón de algunas diferencias en cuanto a enfoque bíblico -que todavía repercuten en nuestros días- entre el apóstol Pablo y los apóstoles de Jesús de Nazareth.
Según se nos describe en Éxodo 12, la pascua 6es un rito establecido por 7Moisés, y exclusivo para los judíos; ya que por ordenanza divina 7ningún extranjero ha de participar o comer de ella, excepto que este por voluntad propia decidiera someterse al 8señorío de la ley mediante circuncisión. Además, la pascua habría de ser una celebración o fiesta a Jehová que se llevaría a cabo durante toda 9una semana completa. Este rito era conformado por tres elementos básicos: a) El consumo de la carne de cordero b) El derramamiento de su sangre y c) El pan sin levadura. En esta celebración se utilizaban cuatro copas (y no solamente una) con las cuales se habría de iniciar y completar la celebración simbólica que señalaba el sacrificio eterno de 10Jesús el cordero de Dios.  

·        La polémica apostólica.
Según el apóstol Pablo, la influencia de la iglesia 11judía-cristiana y sus 12grandes apóstoles; los que sin acabar de entender completamente el cambio despensacional del nuevo pacto confundían con su doctrina mosaica fundamentada en un combo inseparable o mezcla de Jesús, más los ritos, la circuncisión y las obras de la ley. Ante esto el apóstol declara firmemente que esta doctrina no era más que 13otro evangelio” o evangelio para la circuncisión, con el que se pretendía judaizar o esclavizar a la iglesia no permitiendo que esta se mantuviera fuera de las obras de la ley y de la sombra de sus ritos y abluciones. Ciertamente esta enseñanza seguía el ejemplo de Jesús, ¡pero Jesús bajo la ley!, al nazareno hijo de José, al único capaz de respirar, vivir y cumplir la ley a cada paso que dio; y todo esto con el propósito de señalarnos el camino verdadero hacia el pacto eterno sellado en la cruz. Por esta razón el apóstol señala a los Corintios que se puede estar en apostasía y 14adulterio espiritual cuando no pertenecemos “al otro,” al que como Dios sobre todas las cosas resucitó de entre los muertos, señalándonos el 15nuevo camino que se abrió en su carne por su muerte y resurrección.

Como respuesta a esta situación y las inquietudes presentadas por los Corintios mediante 16carta, el apóstol aclara su posición con respecto “a los ritos y símbolos cristianos” en conformidad con su evangelio; el cual según él no proviene de hombre alguno, sino de la boca del Cristo resucitado, evangelio entregado para los no judíos y mediante el cual según él se habrá 17juzgar a los hombres, razón por la que cobra especial importancia poner atención a sus palabras.

6Éxodo 12:26. 7Éxodo 12:21. 7Éxodo 12:45. 8Éxodo 12:48,49. 9Éxodo 12:14,15. 10Juan 1:29. 11Gálatas 2:11-14; 5:12. 122 Corintios 11:5; 12:11. 13Gálatas 1:6-9. 142 Corintios 11:2-5; Romanos 7:3,4. 15Hebreos 10:20. 161 Corintios 7: 1. 17 Romanos 2:16



Principio y fin de los símbolos.


Ø Peligro de caer en apostasía y adoración a demonios.
  •         El apóstol Pablo hace un vehemente llamado a la nueva iglesia gentil para que esta no ponga su confianza en ritos simbólicos pertenecientes al culto mosaico. Los símbolos cumplieron su propósito en señalar al Cristo que habría de venir por lo que participar de ellos bajo el Nuevo Pacto es considerado como pecado de fornicación e idolatría a los ojos del Señor.
En su primera carta a los Corintios, capitulo diez, el apóstol advierte sobre el peligro inminente en que por descuido e ignorancia la iglesia podría caer; y esto con motivo de poner su confianza en prácticas judías provenientes del antiguo culto mosaico, por lo que, según Pablo, hacer caso omiso a sus instrucciones apostólicas equivaldría a convertir una bien intencionada pero mal aplicada dedicación a Dios, en un acto de idolatría; y una ceremonia supuesta a ser “mesa de Dios” en mesa, ¡pero de demonios!

A través de todo el Capítulo 10, Pablo exhorta a los Corintios, -y con ellos a todo el mundo gentil- a no poner su confianza en los símbolos que corresponden al bautismo en aguas y a la pascua judía o santa cena cristiana.      
Amonestaciones contra la idolatría
1 Corintios 10 1Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; 2y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, 3y todos comieron el mismo alimento espiritual, 4y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. 5Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto.

Comentario Exegético y Explicativo de la Biblia. Pg 381. Casa Bautista de Publicaciones.
Así como los israelitas tuvieron el agua de la peña que corresponde al bautismo, así mismo tuvieron el maná que corresponde a la otra de las dos ceremonias del cristianismo, la cena del Señor. Pablo claramente insinúa la importancia que daban a estos dos ritos todos los cristianos de entonces. . . y si el bautismo virtual de estos de nada sirvió para salvarlos de la condena de la codicia, tampoco el bautismo (*o ninguna otra ceremonia) efectivo de aquellos los salvará.  *Nota agregada al comentario por el escritor.

Principio y fin de los símbolos.

Ø Peligro de caer en apostasía y adoración a demonios.
  • En los versos siguientes se nos muestra algunos de los fuertes razonamientos que el apóstol tuvo en mente a la hora de exponer la necesidad e importancia de prestar atención y de emitir un juicio sensato sobre tan importante tema. Una falsa adoración o celebración incorrecta (a los ojos del apóstol)  equivale a despertar el mismo celo e ira divina con la que miles de israelitas fueron juzgados y por tanto quedaron postrados en el desierto.
1 Corintios 10.6-12. 6Más estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas como ellos codiciaron. 7Ni seáis idolatras, como algunos de ellos, según está escrito; se sentó el pueblo a comer y a beber... 8Ni forniquemos, como algunos de ellos …y cayeron en un día veintitrés mil... 9Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes ... 10Ni murmuréis... 11Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros... 12Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.        


Dentro de la lista de cosas malas que señala el apóstol y como referencia principal, se encuentra la idolatría en que cayó el pueblo de Israel quienes en la ignorancia de su desobediencia proclamaban “fiesta para Jehová.” *18-Los holocaustos, ofrendas en unión con “la comida y bebida” con la que estaban según ellos adorando a Dios; no hicieron más que despertar la ira y furor de aquél al cuál creían en su ignorancia adorar.   Éxodo 32:5-10.
Y esto sucedió como ejemplo a nosotros, de modo que no caigamos en el mismo de adulterio espiritual en que ciegamente cayeron ellos al tener sus ojos puestos en lo que es representativo y simbólico y no en lo real y eterno” de una verdadera adoración en el “espíritu y verdad” de su fe.

Tan ofensiva es tal idolatría o fuego extraño a Dios y su Nuevo Pacto, que el apóstol solo puede compararle con la rebeldía de la murmuración o la fornicación que proviene de un corazón endurecido y desobediente a su Señor.

*18-Éxodo 32:5-10.

Origen de La Santa Cena o Pascua Judía.
Ø  Comunión, la verdadera cena al Señor.

La apología apostólica, o defensa de la verdadera fe; es tan contundentemente clara que con sus reflexiones ha despertado sabiamente al pueblo a la reflexión y al compromiso de juzgar con sensatez el tema principal que introduce en los siguientes textos a modo de conclusión o cierre explicativo de tan importante tema.
14Por tanto hermanos míos, huid de la idolatría.
15Como a sensatos os hablo; juzgad vosotros lo que digo.
16La copa de bendición que bendecimos ¿no es la comunión de la sangre de Cristo?.

1 Juan 1.7pero si andamos en luz, …tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.



La copa que ha de celebrar el creyente es la que nos bendice y nos limpia con su sangre cuando tenemos una buena comunión unos con los otros, permaneciendo así en la luz de su amor y verdad. (La parte 2 explica mas a fondo esta afirmación)


Ver parte N.2 ¡Huid de la idolatría! (Principio y fin de los símbolos)


Véase también, Los dos Evangelios. El evangelio del reino Vs. Evangelio de la Gracia de Dios. Parte N.1

Ver también. El bautismo en aguas Vs. El bautismo del Espíritu Santo.

Para ver: El Evangelio de Dios y el Evangelio de los Hombres"




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Significado del Número 7 en la Biblia (777).

¡Muerte en la Olla! (Los que están en la carne Vs. los espirituales).

Santa Cena. Parte 7 de 7. Juicio bebe y come para sí.