Significado del Número 7 en la Biblia (777).



      Por. Milton Alonso Granados.
      Ministerio del Evangelio Eterno  del Principio y Fin de los Siglos.

 Significado del número Siete en las Escrituras. 

 

                                                                                                                                          

Utilización del número Siete en la Biblia. 

 

 

 

El Libro de la Creación y sus Siete Sellos. 

...Y acabo Dios en el día séptimo.  

El número Siete en las escrituras expresa: 

ORDEN, PERFECCIÓN, INTEGRIDAD, ESPIRITUALIDADPLENITUD, ABUNDANCIA. 

El número Siete aparece aproximadamente treinta y ocho veces en el Apocalipsis siendo este la estructura sobre la cuál descansa toda su revelación. A través de esta estructura se desata el fin de los tiempos, y se revela la completa manifestación del Reino Celestial.   

 

Es solo hasta que la séptima trompeta es tocada que el drama humano termina y el misterio de Dios es cumplido. 

  

Apocalipsis 10. 7sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas. 

 

Es solo hasta que el séptimo sello es abierto -por aquel que fue encontrado digno de dar fin al sufrimiento humano- que el pueblo de Dios puede descansar en completa seguridad y paz bajo su sabia y soberana protección.  

 

Apocalipsis 8. 1-Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. 2-Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. 4-Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. 

  

Es sólo hasta cuando nos atrevemos a dar el séptimo y más importante paso de fe de la mano divina que nuestras oraciones y con ellas nuestras vidas son elevadas hasta el cumplimiento de los tiempos en donde finalmente ha comenzado el mejor de los capítulos escritos en el libro de la vida y de las obras de los hombres.  

 

Para este momento el juicio, la ira, y toda la destrucción que presenció Juan en su visión apocalíptica solo habrá sido una pesadilla o mal recuerdo del que no existirán memorias. 

Finalmente, la perfección se ha impuesto sobre la imperfección y la gracia que nos fue dada antes de los siglos ha establecido lo eterno y posicional sobre lo relativo y temporal.    

 

2 Timoteo 1. 9...según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos. 

 

Es ahí, en ese momento ¡justo cuando todo pareciera terminar!, cuando en la quietud de su reposo podemos descubrir los misterios que fueron ocultos pero que hoy son revelados para nuestra gloria.  

 

Corintios 2. 7Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria. 

  

Fue en la tranquilidad de sus habitaciones celestiales en donde el poder de Dios ha proveyó la gloria para hacer que aquello que se había secado volviera a florecer; y ahí en sus campos verdes tal cuál mariposa, podremos extender nuestras alas y aprender bajo su guianza nuevamente a volar.  

 

No es de extrañar que el número siete sea la llave con que se construye toda la estructura del evangelio celestial. Es así como encontramos que el número siete se menciona en mayor número de ocasiones en el libro del Génesis y en el libro del Apocalipsis, estampando con esto el sello perfecto del Alfa y la Omega desde el primer día y hasta la eternidad. (Génesis 52 veces-Apocalipsis 54 veces) 

 

Algunos ejemplos de los hechos más importantes relacionados con el “número perfecto de Dios o día que no terminó” en el Apocalipsis son: 

Por revelación de Jesucristo, Juan nos habla de: 

1.Siete Iglesias.   

1.4 Siete espíritus. 

1.12 Siete candeleros. 

1.16 Siete estrellas. 

4.Siete lámparas. 

5.Siete sellos. 

5.Siete cuernos.  

5.6 Siete ojos. 

8.Siete trompetas. 

10.Siete truenos. 

12.Siete cabezas.  

12.3 Siete diademas. 

15.Siete plagas 

15.Siete copas. 

17.Siete ángeles. 

17.Siete montes. 

17.10 Siete reyes. 

 

Como podemos fácilmente notar, en la revelación del siete divino, descansa la base del fin y principio del mundo creado por Dios. Bajo su estructura se nos revela el fin de la creación material y la manifestación del “cielo nuevo y tierra nueva.”  

 

2 Pedro 3.13-Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. 

Apocalipsis 21. 1-Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron. 

  

El libro de la creación divina fue sellado desde el principio de los tiempos por siete sellos y Juan nos relata que, tan sagrado es este libro y sus sellos: que “ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo” razón por la cual el apóstol lloraba.  

 

En las páginas de este libro estaba escrita la historia de la humanidad, su caída, y en especial su redención y eterna liberación. El no abrir este libro y romper sus siete sellos equivaldría a continuar viviendo bajo el yugo de la esclavitud y condenación.  

 

Pero la historia no termina ahí, puesto que Juan nos relata que se encontró a uno que si era digno de abrir uno a uno los sellos y llegar hasta aquel que pondría fin al dolor y daría inicio a una felicidad sin fin en la cual “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.”    (Apocalipsis 21:4) 

 

Es solo hasta cuando entramos al eterno presente divino que “las primeras cosas pasaron” y las últimas y mejores habrán de ser establecidas con la formación de un cielo nuevo y una tierra que con su belleza y perfección habrá de establecerse permanentemente sobre cada uno de aquellos que conforman su nueva creación. 

 

Gálatas 6. 15Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación. 

  

 

  • Siete veces bueno. (La Creación perfecta)  

 

En Génesis capitulo uno el Señor tras haber trazado la base de su maravilloso plan expresó en siete ocasiones la palabra “bueno.” Génesis 1:4, 10, 12, 18, 21, 25, 31. 

 

Sin duda que el Señor se encontraba plenamente satisfecho de toda su obra; la razón pareciera sencilla, a pesar de que toda su creación se enfrentaría a un gran proceso de transformación sin comparación, ya el Señor previendo todas las cosas mantenía en su mano la llave que impartiría la imagen de un Dios de paz y bendición a través de su reposo verdadero; fue entonces que teniendo bajo protección toda su creación descansó.  

 

El reposo del paraíso fue el marco ideal para la vida de Adán y Eva bajo su eterna bendición, pero una vez que estos desobedecieron, su plan vendría a ser como la bolsa de aire del auto, diseñada para salvar la vida después de un choque de magnitud como el que ha sufrido toda la humanidad.  El siete, por lo tanto, es el sello que distingue el poder y la perfección bajo el cual Dios en su propósito -de hacer una renovada y eterna creación en Cristo- ha cubierto desde el principio a toda la humanidad.  

 

  • Siete fiestas al Señor. 

Había 7 días de fiesta dedicados a nuestro Señor: Pascua, Panes sin levadura, Primicias, Pentecostés, Expiación, Trompetas y Tabernáculos.  (Levíticos 23:1-44) 

 

El calendario judío y sus “siete fiestas de celebración a Dios,” funcionaba en series de siete, ¡siendo este la llave que nos permite encontrar todos los tesoros reservados para alcanzar nuestro gozo, paz y eterna bendición! 

 

1-Pascua.  

2-Panes sin Levadura.  
3-Primicias. 
4-Pentecostés.  
5-La Fiesta de Trompetas. 
6-El Día de perdón expiación. 

7-La Fiesta de las Enramadas o Tabernáculos. 

 

Shape 
Deuteronomio 16. 13La fiesta solemne de los tabernáculos harás por siete días..14Y te alegrarás en tus fiestas solemnes, tú, tu hijo, tu hija 15Siete días celebrarásporque te habrá bendecido Jehová tu Dios en todos tus frutos, y en toda la obra de tus manos, y estarás verdaderamente alegre.  
Shape 
 
Es importante tener en cuenta que todas estas fiestas apuntan a Cristo como nuestro deleite, nuestra alegría y fiesta o reposo permanente.   
 
La vida que Dios ha diseñado para sus hijos es una vida de fiesta y de felicidad, que descansa sobre la base de la libertad y paz que el mismo conquistó por nosotros en la cruz. No es de extrañar que nuestro Señor Jesús habló de vida en abundancia, y de paz que sobrepasa todo entendimiento, todo lo cual podemos alcanzar a través del día de su reposo y eterna bendición. 
 
  • Una fiesta permanente.  
Pablo exhorta a los Corintios a celebrar la fiesta continua en la que por Cristo nuestra pascua hemos sido transformados de una vieja masa, a una en la que por estar limpios se nos declara: “sin levadura como sois”  
 
Corintios 5. 7...porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. 8Así que celebremos la fiesta (sin levadura como sois). 
  
Nótese que el verbo “celebremos” es usado aquí en tiempo presente, por lo que convierte la fiesta de los siete días en una celebración que comienza, pero que no tiene fin.    Éxodo 13:6,7. 
 
Quizá sea importante recordar que durante el tiempo o periodo de reposo y en especial durante el jubileo se perdonaban las deudas; razón por la que aún antes de que llegase aquel día, ya el proceso de reconciliación y paz había iniciado.  
 
Por ejemplo, aquel a quien se le debía dinero debía de perdonar la deuda en su totalidad durante la festividad; por lo que ante la posibilidad de perder todo lo que se le debía buscaba un arreglo amistoso con su deudor.  
 
Por esta, y otras razones que involucraban el perdón y la libertad, este era un tiempo muy especial; un tiempo de reconciliación, de amistad y fraternidad sin igual.  Este tiempo maravilloso es al que el apóstol Pablo se refiere cuando habla de “celebremos la fiesta.”  Entendiéndose esto como un llamado de fe y victoria por medio del que se invita al creyente a alcanzar desde ahora y por la fe todas y cada una de sus promesas liberadoras. 
 
Shape 
  • Las Siete palabras (frases) que Jesús habló desde la cruz.      
Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Lucas 23:34 
 
Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. Lucas 23:43 
 
…Jesús… dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Juan 19:26-27 
 
Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: …Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Mateo 27:46; Marcos 15:34 
  
Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumadodijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed. Juan 19:28 
   
Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Lucas 23:46   
 
Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: *Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.  Juan 19:30; Hebreos 4:3; 1 Pedro 1:19-20; Efesios 1:4.  
 
Del pasaje anterior podemos entender que Jesús conocía claramente todo aquello que había sido determinado por el cielo. Cada una de sus acciones estaba dirigida a dar cumplimiento a la escritura celestial. Es solo hasta cuando alcanzamos la consumación y entramos a su reposo que cada una de las buenas obras preparadas por el Padre vendrán a su completo y total cumplimiento.  
 
Efesios 2. 10...creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.  
  
Solo en confianza plena el creyente podrá descansar bajo el cuidado del Padre (Juan 10:29), y así poder adentrarse a la plenitud del día de su bendición (Hebreos 4:10; Efesios 1:3;2:10). 
 
 
Algunos pasajes que nos muestran la posición y significado de Poder, Plenitud y Perfección manifiesto en el número Siete según la mente divina. 
 
El día en que la tierra tiembla y los muros se caen. 
En Josué capítulo seis leemos sobre: 
Siete sacerdotes. 
Siete bocinas. 
Siete vueltas. 
Siete días. 
 
Josué 6 15Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces; solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces16Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad. 20Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. 
 
No es de extrañar que Dios escogiera al día séptimo, como el día de la gran victoria, el día en que el muro se derrumbó, ¡el día en que la gloria de Dios y su divino poder se manifestaría nuevamente a favor de sus hijos!  ¡Alabado sea Dios por este día de gloria y poder en donde las fuerzas del mal han sido humilladas y su pueblo exaltado en victoria sin igual!  El día en que la lógica y las verdades temporales que rigen este espacio de tiempo fueron arrasadas ¡por el poder de la fe y lo eterno!  
 
Aquello que parecía una locura, imposible e ilógico de alcanzar para la mente natural, fue desplazado con un poderoso milagro, que tal cual terremoto desató toda su gloria en el día séptimo, derribando así toda barrera de incredulidad y todo muro de imposibilidad. ¿acaso después de haber intentado a nuestro modo, no lo intentaremos al suyo? ¿estará usted dispuesto a recibir una completa transformación, una que quizá no pueda ser contenida, sino que alcance a muchos otros a su alrededor? 
 
 
  • Enoc fue el séptimo desde Adán, “y caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.” Judas Vs.14; Génesis 5:24. 
 
  • Noé llevó los animales al arca de siete en siete (Génesis 7:2). Siete días después que Noé entrara en el arca, vino el diluvio (Génesis 7:9-10). El arca descansó el séptimo mes sobre las montañas del monte Ararat (Génesis 8:4). 
 La escritura nos enseña que fueron siete las personas que fueron salvas junto con Noé.  2 Pedro 2.5y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas 
 
  • Antes que Aarón y sus hijos dieran inicio a su servicio sacerdotal, ellos fueron consagrados durante siete días (Levíticos 8:31-36). El hijo de Aarón que tomara su lugar como sacerdote debería colocarse las vestiduras sagradas de Aarón por siete días. (Éxodo 29:2,30). 
  
  • En el día de la expiación, el sumo sacerdote esparcía la sangre siete veces delante del propiciatorio (Levíticos 16:14). Esto retrata con claridad la obra perfecta y eterna de Cristo, quién «…por su propia sangre entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención» (Hebreos 9:12). 
 
  • A Salomón le tomó siete años construir el templo de Dios (1 Reyes 6:38). El cual, una vez construido, él y todo el pueblo hicieron fiesta solemne durante siete días. «Entonces hizo Salomón fiesta siete días…» (2 Crónicas 7:8) y «habían hecho la dedicación del altar en siete días» (2 Crónicas 7:9). 
 
  • Siete son los ojos de Jehová, que recorren toda la tierra. Zacarías. 4:10 
Este pasaje nos habla de la omnipresencia y omnisciencia de un Dios que todo lo sabe y todo lo ve a través de su visión perfecta o sus “siete ojos” 
 
La sabiduría (símbolo de Cristo) edificó su casa, y labró sus siete columnas. (Proverbio 9:1; 8:22-36; Juan 1:1-3; Colosenses 1:17).  
 
  • Dos milagros realizados por medio de Eliseo fueron sellados con el número 7. 
El niño que él resucitó de la muerte estornudó siete veces antes de abrir los ojos. 
2 Reyes 4. 32Y venido Eliseo a la casa, he aquí que el niño estaba muerto tendido sobre su cama. 
 
Naamán, jefe del ejército del rey de Siria «se zambulló siete veces en el Jordán» antes de ser sanado de la lepra. 
2 Reyes 5. 14El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio.  
  
 
  • La plenitud divina, representada simbólicamente a través de los siete espíritus de Dios. 
 
Apocalipsis 4. 5Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.  
 
Juan, nos muestra en este capítulo nuevamente la importancia de comprender y saber utilizar la llave que nos abre el tesoro a toda sabiduría y bendición. Las siete lámparas y los siete espíritus no son otra cosa más que la revelación del número que representa la plenitud de luz, de poder y orden a través de toda su creación.  
  
  • Libres de todo mal.
Job 5.19En seis tribulaciones te librará, Y en la séptima no te tocará el mal. 
 
 Dios ha permitido el dolor y el sufrimiento, pero junto con él; también ha prometido su protección. El sufrimiento del hombre tiene un límite, y este dolor solo se extenderá hasta el día seis, y no más allá. Así como el mal ha puesto su triple sello sobre la humanidad, del mismo modo, Dios ha dispuesto su triple auxilio con su sello de protección y poder a todo aquel que cree.  
 
 
  • 777, El Sello de Dios. 
Apocalipsis 9.4Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. 
 
El 777, representa a un único y poderoso Dios, manifestado a través de su triple ministerio o trinidad divina. El 777, o sello de Dios, es la respuesta al levantamiento y furia de aquello que pareciera ser, pero que en su eternidad ya ha dejado de ser. 
 
 De seguro que todo aquel que haya experimentado la plenitud y descanso divino representado en “los siete espíritus de Dios y su séptimo día, o día que no terminó” habrá también recibido desde hoy la marca de perfección y poder que ahuyenta el mal y nos guarda por su fe en completa bendición. 
 
Así como el seis representa al hombre y el 666 o trinidad del mal representa a la bestia, el falso profeta y al anticristo. De la misma manera el 7 representa el sello de Dios y su triple victoria 777 con la que cada creyente ha sido marcado con un nuevo y glorioso nombre que solo en Cristo es revelado.     
 
Apocalipsis 2. 17El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias ...y le daré ...un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.  3. 12y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, ...y mi nombre nuevo. 
 
Efesios 1. 13En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa. 

  


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¡Muerte en la Olla! (Los que están en la carne Vs. los espirituales).

Santa Cena. Parte 7 de 7. Juicio bebe y come para sí.