Dios, Creador del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal


Por. Milton Alonso Granados
Ministerio del Evangelio Eterno del Principio y Fin de los Siglos.


¿Cuál es el origen del pecado?
Cuando hablamos del origen del pecado, quizá deberíamos de decir: ¿Cuál es el origen del bien y del mal? ¿Acaso fue Adán y su desobediencia? O quizá como enseñan algunos: “El origen del pecado se encuentra en el árbol de la ciencia o conocimiento del bien y del mal.”
Pero: ¿Y qué decir de la serpiente? ¿Acaso, no tendrán alguna razón aquellos que afirman que la serpiente antigua fue y sigue siendo la fuente de todo engaño?
Recordemos que la serpiente como tal fue condenada a comer todos los días de su vida del polvo de la tierra; motivo por el cual muchos afirman que la serpiente sigue matando con su engaño al “yo adánico o al hombre terrenal” que con el fruto de la tierra o de sus obras humanas -tal cual Caín- pretende alcanzar la divina aprobación y por ende salvación.
  • El Cielo Perfecto y Santo de Dios.

En el principio de todas las cosas nos encontramos con un cielo que funciona y responde en sincronía absoluta y perfecta a todos los comandos de su Señor. Aquí solo podemos encontrar el balance perfecto y armonioso de una creación que ha sido programada para servir y obedecer.
La majestuosa gloria que se encuentra en el cielo divino es por tanto un beneficio impuesto que ha de disfrutarse en completo orden y según su diseño original.
Hasta este momento el hombre existe y obedece “no por elección o voluntad propia,” sino según la gracia de Aquél que da vida a todas las cosas según su eterno poder.
  • Predesti-elección o predestinación + Libre Albedrío. (El Plan de Dios para salvación y redención del hombre).

Dentro de toda esta perfecta y maravillosa creación divina algo pareciera hacer falta. Dios disfruta de la compañía de cada uno de sus hijos, pero en su infinito conocimiento sabe que cada uno de sus hijos existe dentro de un destino fijado y no en uno en que ellos pudieran elegir.
¿Cómo poder vivir y experimentar la intensidad del amor cuando nunca se ha escuchado de odio? ¿Cómo saber que estamos haciendo algo correcto cuando nunca hemos fallado? Por supuesto que todo lo que Dios hizo siempre fue bueno. Pero: ¿Podría acaso aquello que era bueno ser perfeccionado?
  •         Materialización de todas las cosas.

Genesis 2. 8Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.
  • Al materializar todas las cosas Dios estaba logrando tres objetivos:

1-    Fecha de expiración a todas las cosas.
2-    Dificultad del hombre para adaptarse a una dimensión material y por tanto desconocida.
3-    El hombre encontraría su destino por elección propia.

Hebreos 11.3Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

  • El hombre y el Edén son plantados o materializados sobre la tierra.

Para lograr este propósito Dios debió mostrar al hombre un camino hasta entonces desconocido. Según el libro del Génesis Dios debió hacer brotar con su poder dos árboles muy especiales.  
Genesis 2. 9Y Jehová Dios hizo nacer (en medio del huerto) …el árbol de vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
Con respecto a esto, hago notar que dentro del Corán Islamita se registra un solo árbol puesto por Dios en su Edén.
Me llama la atención que la Biblia o Libro del Pueblo en su traducción de 1981 hace mención solamente de un único árbol y no de dos
(LPD 1981) Genesis 2. 9Y el Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles, que eran atrayentes para la vista y apetitosos para comer; hizo brotar el árbol del conocimiento del bien y del mal.
Como podemos ver con claridad, el traductor o interprete puede fácilmente inclinarse por un solo árbol como la fuente de todo conocimiento y ciencia en el universo, o por el contrario dualisar la fuente de la vida y el conocimiento del bien y el mal como si estos hubiesen nacido o brotado de una fuente diferente.
Es posible entonces que el original se debiera interpretar como: Y Jehová Dios hizo nacer (en medio del huerto) …el árbol de vida y el conocimiento del bien y del mal estaba en él.
Cuando pensamos en dos árboles, generalmente nuestra mente nos dice: “Un árbol fue plantado por Dios y el otro por el diablo.” O sea, olvidamos fácilmente que ambos arboles fueron producidos en su eterno propósito y por su divino poder.
 Si en la traducción del original se debiera mencionar dos árboles o uno solo que produce dos frutos distintos no debería de ser tan importante. ¡Pero lo es!
En un solo árbol vemos claramente la muerte y la vida y el conocimiento del bien y del mal como un todo o parte de un proceso o propósito eterno mediante el cual el hombre obtiene el conocimiento por sí mismo -y no robóticamente- para elegir “aceptar y disfrutar de la amistad y amor de su creador.”  
Lo realmente importante aquí es entender que el conocimiento del bien y del mal no representa el triunfo del mal sobre el bien, sino por el contrario es fundamento o propósito por el que Dios plantó al hombre y el árbol de la ciencia o conocimiento del bien y del mal en el Edén o paraíso terrenal.
La Biblia NIRV en su versión ingles nos traduce en un lenguaje sencillo y fácil de entender la misión o propósito del árbol “de la ciencia o conocimiento del bien y del mal”
The tree that gives the ability to tell the difference between good and evil was also there. (Este es) El árbol que da la capacidad para hacer la diferencia entre lo bueno y lo malo.

Recordemos que la obediencia absoluta programada dentro del maravilloso cuerpo celestial satisfacía completamente la justicia divina. Pero ¿y que del amor divino?
Ningún ser había sido creado con el conocimiento de “lo bueno o lo malo” por tanto todos ellos carecían de la independencia o iniciativa de tomar sus propias decisiones.
Esto fue así, hasta el momento en que Dios decide poner el “Sello de la Perfección a su creación.” En adelante aquello que parecía malo, seria parte de su plan magistral con el que habría de completar al hombre.
·       El Sello de Perfección. (Lo que es, pero que nunca fue).
Ez. 28: 19…espanto serás, y para siempre dejarás de ser.
Ezequiel 28. 12…Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. 13En Edén en el huerto de Dios estuviste 14Tú, querubín grande, protectorallí estuviste...15Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad. 16pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios (Paraíso). 17Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra19…espanto serás, y para siempre dejarás de ser.
Génesis 2. 23Y lo sacó Jehová del huerto del Edén (Heb. Kden, delicia, placer, deleite) 24Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.





Comentarios

Entradas más populares de este blog

Significado del Número 7 en la Biblia (777).

¡Muerte en la Olla! (Los que están en la carne Vs. los espirituales).

Santa Cena. Parte 7 de 7. Juicio bebe y come para sí.