Entradas

Mostrando las entradas con la etiqueta Principio y Fin de los Siglos

Cristo en Melquisedec, ¡El Señor de los Tiempos!

Imagen
Por. Milton Alonso Granados. Evangelio Eterno del Principio y Fin de los Siglos Inc. Cristo en Melquisedec, ¡El Señor de los  tiempos!     Viajando en el tiempo.    ¿A usted soñado alguna vez? Confesaré, ¡que yo sí! He tenido un vistazo a lo espiritual y eterno en más de una ocasión. Estar fuera de lo temporal mientras he estado en mi cuerpo o fuera de él ha sido una de aquellas experiencias que te llevan a encontrar tu propio origen.    No podemos desconocer que somos seres que existimos en dos dimensiones. Sin duda que entendemos el mundo de la vista, lo pasajero y lo temporal. ¿Pero, qué tanto conocemos de nuestra inmortalidad, aquello que es eterno y espiritual?   La escritura afirma “que Dios puso eternidad en los corazones de los hombres sin que estos sean conscientes de esta verdad.” Esta es una de muchas verdades que la ciencia misma ha descubierto: La materia no se destruye, “solo cambia de estado y se transforma.” En este basto universo somos energía creativa, inteligencia y

El misterio de la Creación. (Elohim, Jehová y el Cristo. 767)

Imagen
Por. Milton Alonso Granados. Ministerio del Evangelio Eterno del Principio y Fin de los Siglos. 767  Elohim , Jehová y el Cristo. (El misterio de la Creación)     Primer etapa  o  transformación de la creación .   Dios  es el Padre de l os espíritus  de  quien toda la familia en los cielos y  en  la tierra toma nombre.   En la Eternidad Divina  o principio de  todas  las cosas ,   Dios  creó  las cortes celestiales o  angelicales  a quienes  llamó  sus hijos. Toda su creación siendo perfecta respondía a cada una de sus  órdenes  de manera  absoluta ;  la armonía y paz  reinaban  dentro de toda su creación.    Esta creación maravillosa expresaba todo el orden  y la santidad de un Dios justo. Los hijos de Dios teniéndolo todo reinaban en completo disfrute de la vida y la eternidad. Es muy importante entender que toda la creación antigua o primaria no tenía  la  capacidad  para  definir  o  explicar  lo  que era eternidad, paz o armonía. ¿Cómo saberlo cuando no sabían lo que era morir o v