5-Conociendo a Cristo a través de los tiempos

 

Conociendo a Cristo y su obra a través de los tiempos.



Por. Milton Alonso Granados.

 Ministerio del Evangelio Eterno del Principio y fin de los Siglos, Inc

Tanto Mesías, como Cristo, son palabras utilizadas a través de la biblia para describir a hombres que fueron escogidos y ungidos, como instrumentos para traer el Yeshúa, o la liberación de Dios a su pueblo.

Para comprender esto, debemos tener presente que, Yeshúa, según su raíz hebrea, significa: Salud, protección, libertad, prosperidad, victoria y salvación, y que tanto, la palabra hebrea Mesías מָשִׁיחַ (Mashíaj), como la palabra griega Khristós, significan: Unción, poder y autoridad.

Entender el accionar de Dios a través de los tiempos, nos ayuda a ampliar nuestra comprensión de la obra consumada en Jesús, también conocido por su ministerio como Cristo, o el Emanuel divino, uno que traería el Yeshúa de Dios (Mateo 1:23; 26).

Es trascendental tener presente que —como veremos— muchas de estas profecías tienen doble cumplimiento. O sea, que, ellas fueron cumplidas en su tiempo, pero alcanzan su consumación final en Jesús.

 

Ø El Cristo en los profetas

1 Pedro 1:11-escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.

En este pasaje, Pedro está hablando de los profetas del Antiguo Testamento y su investidura de la autoridad y unción de Cristo. Su mensaje estaba relacionado con la salud, protección y salvación que Yeshúa como resplandor de Dios manifestaría a través del Cristo o Mesías. Este Cristo, como imagen de Dios y fuerza de bien, operó a través de los tiempos y consumó su gloriosa obra en la vida y ministerio de Jesús.

El Espíritu de Cristo, estaba presente en los profetas y los inspiraba a transmitir los acontecimientos y revelaciones, que afectarían directamente al pueblo de Dios.  La obra de Cristo en los profetas les permitió tener una comprensión del fin de los tiempos, la obra consumada, y la plenitud que vendría tras su cumplimiento.

En la actualidad la obra directa de Cristo no se limita al pasado. Su embestidura, poder y sabiduría, está disponible a todo aquel que quiera ser transformado a la imagen y semejanza del Padre, a través del nuevo Adán, o hijo heredero. Según podemos ver, la obra de Cristo trasciende el espacio y el tiempo, haciéndonos desde hoy partícipes de una nueva creación (2 Corintios 5:17; Gálatas 6:15; Hebreos 6:5; Colosenses 1:13).  

En Cristo el creyente está completo, su vida ahora es una con Él, y, por tanto, guardada en Dios. Así como los profetas, fueron honrados, de igual manera el creyente habrá de participar de la gloria con que fue exaltado Jesús (Filipenses 2:9; Colosenses 2:10,11; 3:3).

Ø Los Sufrimientos de Cristo en Moisés

Hebreos 11:26-teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios.

Así como Pedro nos habla de los sufrimientos que Cristo Jesús habría de padecer, de la misma manera, en la carta a los hebreos se nos enseña del vituperio de Cristo que Moisés como ungido de Dios debió de sufrir. La capacidad que le fue dada a Moisés, para llevar a cabo su misión, vendría del Cristo de Dios y no de sí mismo.

Moisés rechazó los deleites temporales ofrecidos por la realeza egipcia, y encontró mayor gloria en la envestidura de Cristo y su recompensa espiritual. Moisés fue el instrumento para traer la liberación o Yeshúa divino al pueblo de Israel. Para cumplir su propósito, este hombre, como Cristo, debió padecer y también ser exaltado.

De la misma manera que Moisés fue escogido para caminar bajo la embestidura de Cristo y su sabiduría operativa, también los profetas, y el creyente el día de hoy.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Muerte en la Olla! (Los que están en la carne Vs. los espirituales).

Significado del Número 6 en la Biblia. (666)

El Creyente; Santuario y Cielo de Dios